Suiza Foto Visión

Parque Nacional Suiza

El Parque Nacional Suizo cuenta con 80 kilómetros de caminos para excursionistas, ofreciendo unas vistas íntimas a una naturaleza que se va inventando a sí misma constantemente.

Es el parque nacional más viejo de los Alpes y el único de Suiza. Cuenta con gran variedad de plantas y animales que se enfrentan con condiciones ideales.

Aquí, domina la naturaleza: el hombre es un mero espectador y se compromete a no abandonar los caminos señalizados. Gracias a este comportamiento cauteloso, los animales se han acostumbrado a los visitantes, saliendo de sus escondites. A menudo puede ver a ciervos, gamuzas, marmotas, corzos y liebres de nieve, ofreciéndose incluso buenas condiciones para que vuelvan los osos.

También el sendero natural en la región del puerto de montaña Ofenpass tiene mucho que ofrecer. Tablas informativas para jóvenes y adultos despiertan el interés por los procesos encaminados para restablecer en el parque nacional la situación existente hace 5000 años.

Al borde del parque hay algunos pueblos idílicos, típicos de Grisones, y una popular zona de caza.

 San Giorgio el "Monte de los Saurios"

Desde su pico puede disfrutar de una vista espectaculat.

Si raspa un poco su superficie podrá descubrir fósiles fantasticos;efectivamente, el San Giorgio es el monte Suizo de los saurios.

Esta montaña tiene una vida interior fascinante y a la vez muy rica.el Monte San Giorgio, de casi 1.100 metros de altura, en el sur soleado de Tizino es desde el siglo XIX una Meca de los aficionados a los fosiles y desde hace poco Patrimonio Mundial  de la Unesco, Miles de peces y saurios marinos petrificados de hasta seis metros de largo han sido descubiertos  y excavados por los aficionados a la paleontologia.

No llama la atención ya que hace 200 millones de años se encontraba encima del actual parque de San Giorgio una cuenca marítima de unos 100 metros de profundidad .Hoy se halla aquí, en el extremo meridional del lago de Lugano, la pirámide del Monte San Giorgio, cuyo interior esta lleno de fósiles de cualquier tipo.

Quien ya no desea dedicarse a las excavaciones,puede hacer hermosas excursiones en los flancos boscosos meridionales, los viñedos y la regió de Meride o bien puede acudir a las tabernas del Mendrisioto.

 

 

El Valle Brinntal ofrece abundantes sorpresas.

Musica clasica y gastronomia de primera categoria

en un pueblo de montaña .Obras arquitectonicas distinguidas en un paisaje original.

Primero llegaron los contrabandistas.En su camino a Italia utilizaban el viejo sendero de tránsito de los animales de carga .Luego acudieron los que buscaban minerales ,aprovechando las enormes riquezas del subsuelo

del Brinntal ,y finalmente llgaron los turistas.Uno de sus simbolos es el tradicional Hotel Ofenhorn de la época pionera del turismo alpino.

Hoy ,el valle lateral del Valais al que debes acudir atravesando un barranco estrecho ,tiene fama sobre todo por su cultura (en el pueblo de la musica Ernen),los tulipanes (en Grengiols) y una cocina exquisita (tanto en posadas alpinas como tambien en dos restaurantes distinguidos por el Gault Millau en Ernen).

Y por supuesto tambien por su naturaleza .

El parque natural Brinntal ofrece un escenario impresionante desde los picos de la montaña hasta  las aldeas que son,dicho sea de paso,tan auténticas que ya fueron galardonadas varias veces. 

 

La región Jungfrau-Aletsch fue el primer objeto de toda la región alpina incluido,como paisaje singular de belleza extraordinario, en la lista del patrimonio Natural de la humanidad de la Unesco.

La grandiosidad de este mundo de hielo ,roca ,flora alpina y bosque es  experimentada y sentida al atravesar el glacial Aletsch,con 23 kilometros la corriente de hielo masa grande de los Alpes .

Después de la bajada de Riederalp,pasando por el bosque Aletschwld con sus antiguos arbolados de Arces y cebros, nos encontramos al borde del Glacial.

Seguimos al guia de montaña ,que pasa sin titubear a lo largo de profundas grietas glaciales resquebraduras,torres curiosas de hielo,crestas y escalonnes .Es un mundo sin hombres ni animales,de un encanto mágico que cautiva por su magnitud.El punto final de la excursión de varias horas por el Glacial es la Belalp,desde la cual echamos la vista atrás al glacial con su paisaje singular. 

 

 

El área de 300 km² situada alrededor del monte Piz Sardona es una muestra del fenómeno geológico conocido como cabalgamiento, es decir, la superposición de estratos rocosos más antiguos sobre otros más recientes. Un testimonio de la orogénesis y la tectónica de las placas.

Debido a su singularidad geológica, el Cabalgamiento Principal de Glaris en el Geoparque Sarganserland-Walensee-Glarnerland entre Elm, Schwanden, Kerenzerberg, Flums, Bad Ragaz y Flims ha sido incluido en la lista de sitios declarados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La facilidad con que se puede reconocer la superficie de cabalgamiento, su espectacularidad y su importancia en la investigación histórica para comprender el proceso de formación de las montañas fueron los factores decisivos para incluir a Swiss Tectonic Arena Sardona en la lista de Patrimonios de la Humanidad.

La nítida hendidura amarillenta y levemente erosionada puede reconocerse a gran distancia en la pared rocosa. El Cabalgamiento Principal de Glaris se eleva desde el valle del Rin anterior hasta los 3000 m y luego desciende al norte de la culminación en el área de Hausstock-Sardona-Ringelspitz de forma cada vez más abrupta en dirección norte. Aquí se produjo un desplazamiento de conglomerados tipo Verrucano de color verdoso a rojizo de 250 millones de años de antigüedad sobre formaciones rocosas tipo Flysch ocres, grisáceas, en su mayoría de pizarras de sólo 35 a 50 millones de años de antigüedad. Es decir, rocas antiguas sobre rocas que son ¡200 millones de años más recientes!

Otros fenómenos naturales del área incluyen: gran densidad de geotopos poco comunes, valiosos testimonios de la historia de la evolución de la tierra como el Lochsite, el Tschingelhore con el Martinsloch, la mina de cobre de Mürtschenalp y un paisaje marcado por los hielos de la Época Glacial en el valle posterior del Murg.

 En el centro de Grisones se halla el parque natural regional más grande de Suiza. Aquí encontrará una naturaleza virgen, pueblos típicos y un patrimonio mundial de la Unesco.

600 kilómetros cuadrados que emanan una fascinación natural: una tercera parte del Parc Ela (retorromano de "ala") es naturaleza virgen. Esto incluye picos como el Piz Lunghin que envía sus corrientes de agua hacia tres mares del mundo. O bien la encantadora Alp Flix – un auténtico tesoro natural con más de 2000 especies de animales y plantas.

El paisaje de la cultura es caracterizado por históricos caminos de tránsito, castillos impresionantes y 21 pueblos auténticos que han conservado su encanto original. Tres culturas y tres idiomas (alemán, retorromano e italiano) se enfrentan en una zona más de tres veces más grande que el parque nacional.

La convivencia armoniosa de hombre y naturaleza viene demostrada de manera impresionante por un pequeño tren rojo: el trayecto del Rhätische Bahn en el Parc Ela ha sido incluido en el patrimonio mundial de la Unesco.

 

En el Gantrisch puede observarse la naturaleza desde muchas perspectivas insólitas. Por ejemplo, colgando de una cuerda, entre dos árboles.

Por supuesto, también es posible disfrutar de maravillosas excursiones a pie y en bicicleta en la región del Gantrisch o bien de un baño en el romántico lago Gantrischseeli. Sin embargo, la zona de descanso entre Berna, Friburgo y Thun presenta a sus visitantes la naturaleza también desde unas perspectivas insólitas.

Así es como en la arena del bosque pueden observarse animales salvajes que al caer la noche salen de sus escondites. Pedagogos del bosque enseñan a los niños los pequeños misterios de este mundo maravilloso. En una pasarela a altura en el bosque Lothar-Wald un sendero temático genial ofrece abundantes informaciones. Y en el parque de cuerdas Seilpark Gantrisch los valiosos podrán vivir el bosque desde la perspectiva de una ardilla, en alturas de hasta 35 metros.

Quien prefiere experiencias menos peligrosas podrá visitar el Vreneli en el pico Guggershörnli, disfrutar de la vista desde el monumento Tavel a los Alpes o probar los exquisitos y legendarios "Meringues" en un baño de azufre de montaña.   

Pantanos misteriosos, cuevas de aventuras y todo un mar de hierbas alpinas: el parque natural Thunersee-Hohgant tiene mucho que ofrecer, también a gran profundidad.

Su ubicación es espectacular: desde las orillas del Lago de Thun, el parque natural se extiende, ante el impresionante escenario de Eiger, Mönch y Jungfrau, en una superficie de 350 kilómetros cuadrados hasta una altura de 2200 metros, abarcando un auténtico mosaico de biótopos.

La cabra montés, el águila real y el lince se sienten aquí igualmente a gusto que el hombre. Y éste puede vivir auténticas aventuras ya que el parque natural Thunersee-Hohgant cuenta con uno de los sistemas de cavernas más grandes de Europa. Se ofrecen visitas con guía a la conocida cueva Beatushöhle y al Bärloch.

Los misteriosos paisajes pantanosos encima de las cuevas, lugares energéticos tradicionales y el trayecto místico del Camino de Santiago son igualmente fascinantes. Una y otra vez se atraviesan campos con hierbas alpinas. En las granjas orgánicas de la región se producen 50 toneladas de éstas. Luego se venden como "Alpen-Chili", "Alpen-Pesto" o sal de hierbas alpinas en las tiendas de la región.